Jesús, dígnate guiarme. Porque Tú eres el primer guía, el primer explorador. No solo el guía, sino el Camino. No solo el explorador, sino a la Luz. 

Quien te sigue no anda a oscuras. Haz de mí un scout, es decir, un iluminador de los hombres. 

Como lo fueron los jóvenes de Galilea que se llamaban Santiago y Juan, Pedro, Andrés y Felipe, y todos los demás que formaron la primera patrulla.

Libro: “Evangelio scout”

$10.00Precio

    ©2020 Tienda Fundación Misión Ruah

    • Grey Instagram Icon
    • Grey YouTube Icon
    • Grey Facebook Icon
    0